Internet es considerado como “la imprenta” del siglo XXI, la nueva forma de comunicación instantánea que tiene la sociedad. Ante este gran instrumento de comunicación, los sistemas democráticos han reaccionado con cierto recelo y miedo; no en vano, las nuevas formas de censura se realizan hacia esta herramienta.